sin-dinero-suficiente

Las Cosas Importantes No Las Compra El Dinero

english Read in English

sin-dinero-suficiente

Estos días mis padres y mi hermana pequeña han venido a visitarme a Suecia. Las semanas anteriores mi marido y yo estuvimos planificando su estancia para que se sintieran a gusto y se lo pasaran muy bien. Estaba muy emocionada pero había algo que me preocupaba: el dinero.

Porque sí, aunque hayas decidido dedicar tu vida al desarrollo del potencial humano, los coaches, como cualquier otra persona, estamos constantemente aprendiendo y creciendo. Y esta vez me tocaba esforzarme para consolidar una lección que, a veces, aún se me atasca: las cosas importantes no las compra el dinero.

Y no, no creas que en este artículo te voy a contar que el dinero lo arruina todo, que es contrario al camino espiritual y que deberías renunciar a querer tener más. Sigue leyendo y verás a qué me refiero 😉

Preparando la Visita

Buscábamos cosas que hacer que no requiriesen de un gran presupuesto, así que nada de visitas a museos, nada de restaurantes caros ni cafés de 6 euros. Y claro, visitar Suecia en noviembre sin poder meterte a un sitio calentito a tomar algo para reponer fuerzas, puede resultar todo un reto. Intentamos encontrar algún evento o concierto en bibliotecas públicas con entrada gratuita -aquí en Suecia es algo muy normal- pero no había ninguno que encajara con nuestros intereses la semana que ellos venían. Total que el plan se presentaba muy humilde: patear las calles bocadillo en mano, abrigados hasta las orejas para no pasar mucho frío.

de-paseo

En el pasado, yo misma hubiera hablado de nuestra experiencia, con cierto sinsabor: “estuvimos 8 días seguidos sin ver la luz del sol, llovió mucho y no pudimos entrar al famoso parque de atracciones de Copenhague porque la entrada era cara…” Pero hoy han vuelto a España y con lo único que me quedo es con un montón de recuerdos felices. Y aquí está el quid de la cuestión en lo que se refiere al “poderoso caballero don dinero”.

Darse Cuenta

Tuve la oportunidad de ver a mi hermana pasear a 2.500 km de su ciudad natal, de la que dijo que nunca se alejaría más que unos cientos de kilómetros; mi padre capturó una hermosa instantánea de mi hermana mi madre y yo jugando con las coloridas hojas otoñales de un parque de Copenhague; nos echamos unas buenas risas viendo cómo mi madre “reñía” a mi padre porque no se quería poner unas orejeras; nos comimos un bocadillo en Dinamarca que nos supo a gloria, mientras veíamos la costa sueca al otro lado; nos empapamos del halo mágico y de misterio que le daba la niebla a Lund, una de las ciudades más antiguas de Suecia, el día que fuimos allí de visita…

en-feliz-compañía

Aunque no pudimos disfrutar de un concierto en una biblioteca pública, sucedió algo mucho mejor: no lo sabíamos pero resulta que la catedral de Lund se utiliza como escenario de conciertos de música sacra y cuando entramos a verla había un ensayo. Tuvimos el privilegio de ser el público casi exclusivo de un coro y unos músicos extraordinarios que nos deleitaron con melodías maravillosas. Y todo en un entorno inigualable con una acústica imponente.

Y doy gracias por haber vivido intensamente cada uno de esos instantes, por haber estado plenamente presente en esos momentos y no haberme dejado atrapar por la charla mental del “todo podría ser mejor”. Me di cuenta y estuve ahí con todo mi ser.

Y a eso me refiero con que las cosas importantes no las compra el dinero porque lo que importa es estar ahí ya que nada existe fuera o más allá de ahí, en ese momento, en ese lugar. Toda elucubración mental que te hable de todo lo que podría o pudo ser mejor no es más que un fantasma que te impide honrar el privilegio de estar vivo y no te deja disfrutar del milagro tu existencia tal y como es, agradeciendo cada momento y cada persona con la que compartes el camino. Para mí todo esto es lo que verdaderamente cuenta y es algo que no puedes comprar con monedas, billetes y tarjetas de crédito.

jugando-con-las-hojas

¿Esto significa que no debas aspirar a ganar todo el dinero que quieras? Claro que no 😉 Al contrario, si ese es uno de tus objetivos, ve a por él y, por favor, asegúrate de que no usas el momento presente como un mero medio para lograr tu meta. Te perderás la vida y no la podrás recuperar con todo el dinero que ganes. Si caminas hacia tus metas dándote cuenta, en presencia, estoy segura de que todo irá incluso mejor de lo que esperas.

¿Hubo cosas “negativas” en mi experiencia? Claro que sí, la vida en la tierra se compone de pares que se complementan formando el todo. Lo positivo no existe sin lo negativo y viceversa; pero, en realidad, verlo como “bueno” o “malo” es sólo una cuestión de juicio humano. Si dejas de lado el juicio y no te resistes a las cosas, pues ellas tan solo “son”, verás que te resulta cada vez más fácil agradecer cada día y deleitarte al máximo con todo lo que vayas encontrando. ¡Llegará un momento en el que esto te ocurra de modo natural!

La compañía de mis seres queridos, las experiencias compartidas, los retos superados, los aprendizajes y una lista larguísima llena de amor y alegría. Me doy cuenta, estoy aquí y ahora porque así lo decido y ese poder no me lo puede quitar nadie. Que no te lo quite a ti tampoco nada ni nadie 😉

happy-coaching-by-luz

Featured image of post: 401(K) 2012

Photo credit: 1, 2, 3, 4




Si te gustó este artículo, ¡compártelo, plis! :-)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sobre la autora: Luz

La práctica profesional de Luz se encuentra muy vinculada a su historia personal con el peso, la imagen corporal y la salud. Tras sufrír problemas de sobrepeso durante casi 20 años y acumular un sobrepeso de casi 30 kg, su salud tanto física como emocional se empezó a resentir por diversos frentes. No es por ello casual que realizara un doctorado en Medios de Comunicación y Estudios de Género (Universidad de Swansea, Reino Unido). En su investigación ha estudiado qué tipo de mensajes relacionados con la imagen corporal predominan en la cultura popular actual, cómo tales representaciones se perciben por el público, y cómo se relacionan con el desarrollo de conductas disfuncionales. Entre la variedad de perspectivas analizadas en sus trabajos se incluyen los cánones de belleza dominantes, el sobrepeso, la distorsión de la propia imagen corporal, las estructuras de poder, la sexualidad o el balance de la vida profesional y la personal. Profesionalmente, está altamente familiarizada con el efecto devastador que pueden tener los actuales cánones de belleza promovidos por un sinfín de medios, revistas, programas televisivos, estrellas de cine o de música, y cómo estos pueden permear fácilmente nuestras mentes o la de la gente que nos rodea. Hoy Luz ha superado sus problemas de peso y ha recuperado su salud. Motivada por la necesidad de ayudar a otras personas como tú a salir del infierno en el que ella misma se había visto inmersa durante 20 años, Luz se certificó como Coach Profesional. Actualmente vive en Suecia, desde donde dirige Happy Coaching by Luz, con una práctica de cientos de horas de coaching con personas que buscan superar diversos problemas de imagen corporal, emocionales o profesionales. Puedes leer su biografía completa aquí.

6 comments to “Las Cosas Importantes No Las Compra El Dinero”

You can leave a reply or Trackback this post.

  1. Fer - 11 noviembre, 2015 at 02:23 Reply

    Muy bonito y cierto 🙂

    • Luz - 11 noviembre, 2015 at 16:12 Reply

      ¡Muchas gracias Fernando! Me alegro de que te haya gustado y sea algo cierto para tí porque entonces estoy segura de que le sacas el máximo partido a todas las situaciones de tu vida 😉

  2. Javi - 11 noviembre, 2015 at 15:32 Reply

    Estoy totalmente de acuerdo. La verdad es que la vida está llena de “causalidades” en el momento (como la de la catedral) que nos ayudan a ver que vamos por el “buen camino”.
    El dinero no hace la felicidad, ayudar ayuda, pero no nos da lo más importante.
    Respecto a la polaridad … me parece fundamental y necesario poder basarse en la parte positiva, solamente depende de cada uno…
    GRACIAS!!!!

    • Luz - 11 noviembre, 2015 at 16:16 Reply

      ¡Gracias a ti, Javi! Eso es exactamente lo que pensé con la “causalidad” de la catedral y di las gracias por ese “guiño” 😀 Podía haberme lamentado toda la semana de no haber podido pagar un buen evento musical y sin embargo, como tú bien dices, me basé en la parte positiva, algo que realmente sólo depende de mi 😉

  3. Colette - 25 julio, 2016 at 16:49 Reply

    Preciosa experiencia y lindos tips … No importa tanto el dinero sino el amor ,atención y cariño que uno le ponga a las cosas que realiza en cada momento de la vida y mas cuando nuestros acompañantes son esos seres maravillosos que amamos como la pareja,familiares o amigos y disfrutar de tan lindas experiencias junto a ellos es genial…Gracias por compartirnos tan linda anectdota y creeme que me quedo con ella para realizarla algun dia ….Abrazos y bendiciones !!!…🤗🙅🌹👍

    • Luz - 25 julio, 2016 at 20:24 Reply

      Muchas gracias por tan bonitas palabras, Colette 😉 He conectado con tu forma de ver las cosas enseguida; me encanta que te guste y que pueda servirte en algún momento de tu vida. Muchos éxitos, sé que los tendrás 😉 Un abrazo!!!

Deja tu Comentario

No compartiremos tu dirección de correo electrónico con nadie. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.